Felices 27 a mí

Birthdaygirl
Birthdaygirl

¿Dónde estaba hace un año?

Hace un año planeaba mi vida distinta, tenía otras metas, otros planes, otras preocupaciones, otras felicidades, otras tristezas, otra yo.

Hace un año nadie me festejó en mi cumpleaños en el trabajo. Cuando un amigo preguntó si cooperarían para mi pastel de cumpleaños la contestación fue “Tiene suficiente dinero para poder comprarse su pastel”.

Hace un año sólo tenía mi recámara, mi refrigerador y mi comedor (de jardín) de cuatro sillas que se me rompió a la semana, porque eso era todo lo que podía pagar.

Hace un año las cosas eran totalmente distintas, así como el año antes de eso y el anterior también. Y lo más gracioso es que veo hacia atrás y me río “cómo pude pensar que haría eso, cómo se me ocurrió que eso era importante, cómo pude llorar por eso…

Hoy cumplo 27 años, renovándome, reinventándome cada día. Soy diferente a la Fernanda de hace un año, y de hace dos y definitivamente a la Fer de hace 5 o más años! Pero hay una cosa q no cambia: MI FELICIDAD

Hoy cumplo 27 con dos pasteles de cumpleaños que me regalaron en el trabajo (¡y no los pedí, de verdad!).

Hoy mi casa está cómoda y perfectamente amueblada, por si querían saber, y mi comedor no está roto.

Tengo la dicha de seguir sonriendo, de tener a toda mi familia conmigo, aun cuando están lejos, la mi papi  una llamada de distancia, a mi madre cerca festejando este día, al amor de mi vida que lleva casi dos años conmigo, y amistades infinitas y algunas nuevas que recibo con todo mi amor.

Hoy no hay tristezas, no hay remordimientos y lo más importante sin perder esa vocecita en mi interior que me dice “Felicidades Fer, lo lograste”. 😉

¡Gracias vida, gracias cambios, gracias!

This is my house.

Just great!

The Bloggess

The greatest gift in the world is to grant a kindness to another. The amazing thing though is that the aforementioned gift is one you give yourself. It may be a small thing. Leaving a flower for the tired woman at the coffee shop. Telling a stranger that they have such kind eyes. Listening happily to a story told by an elderly friend or relative who has told you the same story a million times. Nodding in solidarity even when you don’t completely understand. Letting a friend or a stranger yell hurtful things at you because you hope it will help them let go of a small part of that anger…that it will open up room in them for the greater things that they deserve.

This is the way the world goes. Small, mean acts affect the next person who in turn amplify that anger or sadness and take it out on others who suffer…

Ver la entrada original 2.646 palabras más

Somos mucho más que eso

Tdoos tenemos gusto culposos…

El mío es que me encantan las películas de Rocky… ok, ok, es sólo uno de mis tantos gustos culposos.

Pero la realidad es que, aunque el hombre sea un pésimo actor, las películas tienen demasiados mensajes buenos, de lucha, de persistencia, de hábitos, de motivación!

En fin, en Rocky VI -que se me hizo la peor de todas, pero por alguna razón es la que he visto más veces-, hay una escena en particular que me encantó y la he encontrado en un video de motivación buenísimo!

Le comparto el texto aquí y también les dejo el video porque de verdad vale la pena verlo.

“Déjame decirte un cosa…
En este mundo no hay solamente arcoiris y bellos atardeceres, es un lugar malvado y no importa qué tan fuerte te creas, te golpeará hasta que te arrodilles y te dejará ahí si tu se lo permites.
Pero no se trata de qué tan fuerte golpeas, se trata de qué tanto puedes aguantar los golpes y seguir adelante…
…cuánto puedes aguantar y SEGUIR ADELANTE.
¡Así es como se gana!
Si estás convencido de lo que quieres entonces ve por ello.
Pero debes estar dispuesto a enfrentarlo y no estar culpando a otros de que no estás donde quieres por culpa de él o ella o quien sea…
…Los cobardes hacen eso ¡y tu no eres un cobarde!